13May

Crecimiento y bienestar

En épocas de EVALUACIÓN Y MEDICIÓN DE ACTIVIDADES debemos analizar los aspectos críticos que aún afectan a nuestras sociedades, y en lo personal considero que, la falta de oportunidades, las desigualdades socioeconómicas, los problemas de seguridad y el elevado nivel de stress que afecta a la población, se están transformando en problemas críticos y a veces insuperables para muchas realidades. Más allá de las políticas de Estado que se implementan para acudir a fortalecer el bien común, y las expectativas que todos fijamos en nuestras autoridades, es necesario analizar el tema del bienestar común, asociado al crecimiento de las economías y las herramientas que se deben impulsar para generar un impacto positivo en toda la población. Entre las herramientas más relevantes, es necesario citar:

Formación y educación: Ofrecer oportunidades para que la población alcance altos niveles de aprendizaje, a través de una educación de altos estándares de calidad, que permita la formación de un capital humano e intelectual, que sea capaz de aportar en forma permanente al mejoramiento de la competitividad de las organizaciones y del país en general. Es necesario pensar en un plan de formación a largo plazo, con una política de Estado que fomente la formación de formadores y docentes de primer nivel, y lograr altos estándares en los aprendizajes de los alumnos, a lo largo de toda su trayectoria formativa, desde la primera infancia, hasta la educación superior de post grado.

Conciencia Cívica: Las personas que conforman y viven en comunidad, deben ser capaces de conocer, reconocer y respetar las normas y principios que orientan y regulan las convivencias entre las personas. Los derechos y obligaciones han de conocerse y aplicarse ponderadamente, para generar un orden y un equilibrio social, que permita a los inversionistas, organizaciones, trabajadores y a la comunidad en general, saber sus opciones y limitaciones.

Fomento al emprendimiento: La generación del valor agregado o valor económico se funda en la opción de ir diseñando, aplicando y fomentando iniciativas de nuevos negocios, nuevas ideas, nuevos proyectos. Esta es la base del crecimiento económico, ya que cada nuevo emprendimiento tiene un efecto multiplicativo en la actividad económica, ya que genera nuevas fuentes de empleo, dinamiza el sector comercio, transporte, finanzas, etc. Esta base de generación de valor económico, permitirá alcanzar elevados niveles de competitividad, a través de la aplicación de estrategias de crecimiento hacia nuevos mercados, con elementos diferenciadores de calidad y el sello de la nación comprometida con su producción.

Generación de empleos dignos: En la medida que se vaya produciendo un crecimiento en la oferta de nuevos negocios, aparece la oferta de empleos dignos, que le permita a los trabajadores proyectarse en una fuente de empleos estable, con proyecciones en el tiempo, y con la capacidad de ir alcanzando niveles de ingreso personal que les permita satisfacer sus necesidades y proyectar mejoras en su vida personal y familiar. El marco legal debe permitir fortalecer, incentivar y cautelar los derechos y obligaciones de las partes.

Incentivo a la inversión: La atracción de capitales es fundamental para elevar los niveles de inversión. Mientras mayor nivel de inversión, es mayor el crecimiento económico de las naciones. Por ello, es necesario establecer un marco de atractividad a los inversionistas, que les permita proyectar un retorno de su inversión, en un ambiente político, social y económico, caracterizado por altos niveles de estabilidad.

Proyección y sustentabilidad en los negocios: Para sostener el crecimiento, los negocios y las empresas han de ser sustentables, con la capacidad de crecer y proyectarse en el tiempo. Ello requiere de perfeccionamiento en las capacidades de liderazgo, dirección y management, que permita a los altos ejecutivos, conocer y aplicar herramientas modernas de diagnóstico, formulación de estrategias y seguimiento de la aplicación de las mismas, a través de herramientas de control gerencial.

Estabilidad social y política: El marco de estabilidad social y política son los pilares para la aplicación de todas las medidas anteriores. Esta es la marca de buena salud de un sistema, que permita una vida clara, transparente, con reglas del juego bien definidas y estables, así como el marco de seguridad en la población, que permite vivir, trabajar y producir con la tranquilidad personal altamente valorada.

Estabilidad y transparencia del sistema financiero: Un sistema financiero maduro, que permita salvaguardar las transacciones económicas de las personas y empresas, que asegure la tranquilidad para los ahorrantes, inversionistas, y que ofrezca diversas alternativas de financiamiento, a un costo competitivo a nivel internacional. Una matriz equilibrada de los factores desarrollados en los puntos anteriores permite sentar las bases de un desarrollo económico sostenible, con el efecto y externalidades positivas, que impactan en el bienestar de toda la comunidad.

Benito Barros

ACERCA DEL AUTOR

Benito Barros
Rector Académico del CFT de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Asesor Académico de Initiative Escuela de Negocios.