03Jun

Los desafíos de los líderes empresariales

El papel de líder es un rol de bastante soledad a la hora de toma de decisiones, pero de mucho compartir del éxito con el equipo; de allí la pregunta que todo líder debe formularse, ¿estoy con el equipo correcto?

Al entender que el propósito de la empresa es la definición de a dónde se dirige una organización y cómo pretende alcanzar ese punto, el líder debe aunar los esfuerzos en ese sentido, teniendo claro el reto que esto significa, permite a las organizaciones concretar sus objetivos en función a la cultura que consideren más adecuada, velando por conservar los principios y valores con los cuales construirá su proyección a futuro.

Este primer paso, que muchas veces consideramos de extrema obviedad, es el principio de una serie de problemas inconexos, de comunicación y de trabajo sin alineación, los cuales impiden que las personas puedan desarrollar tres premisas básicas: pensar, sentir y hacer. Difícilmente una organización que no tenga definido y claro su propósito, pueda generar compromiso y mucho menos elegir a las personas correctas; de esta manera la pregunta inicial, no es si estamos con el equipo correcto, es si ¿se acertó o no en la elección de los profesionales idóneos para nuestros desafíos de negocios?

Actualmente, el talento adquiere una importancia primordial en los negocios, la definición del equipo con el cual queremos progresar es de vital importancia; por ello, es fundamental evaluar los motivadores que tiene la persona en esa etapa particular de su vida, su personalidad alineada a la manera en la cual encaramos la manera de hacer negocios, los conocimientos que permitirán desarrollar innovación y ventaja competitiva; y sin dudas las habilidades blandas con las cuales se influirá a más personas a ampliar el horizonte de la compañía.

Desarrollar estas habilidades blandas significa, hoy día, la cuna del éxito de los resultados. Saber dirigir, comunicar, fijar objetivos, alentar al logro de ellos, es sin lugar a dudas el condimento base para enfocarse en los resultados de toda empresa que se basa en la sustentabilidad.

Crear entornos de trabajo atractivos, marcas poderosas, procesos más eficientes que apunten a mayor productividad.

Las grandes empresas alguna vez fueron pequeñas, ¿qué las ayudo a ser grandes?, ¿qué decisión tomaron que las transformó? Sin duda, el inicio es una estructura de negocio rentable, la planificación de sus acciones, la determinación de ser grandes, sobre todo, la disciplina para transformarse en lo que definieron en su propósito.

En mi rol de apoyar a empresas a crecer, es increíble la cantidad de problemas internos en la organización, fundamentalmente con la adaptación de la función de los lideres ajustado a los nuevos tiempos, al periodo destinado a pensar y organizarse en función a ese pensamiento, a la delegación oportuna y adecuada, la correcta elección de en quién delegar y en especial, la responsabilidad ineludible de liderar en función a lo mejor para la organización y no a lo mejor para el ego individual.

Ahora bien, un equipo bien estructurado, requiere de una conexión con la empresa, capacitación permanente en la forma de hacer las cosas y en la adopción de nuevas formas de hacerlas, en la innovación que permita inspirar de manera permanente a los miembros del equipo.

Un equipo bien seleccionado y bien entrenado, es un equipo con una alta potencialidad de motivación y retención para la empresa. Entrenamiento pertinente en lo que las funciones requieren, un plan casi personalizado en el cual cada persona pueda crecer en su ámbito de acción y de decisión; una formación práctica enfocada a desarrollar las competencias necesarias para un cambiante mundo empresarial.

No se puede guiar sin un propósito, no se puede alinear sin una guía y no se puede guiar sin un buen líder, de allí la premisa que la estrategia de negocios se basa en los líderes y el éxito de los mismos en el talento colectivo, con esta combinación, vamos a poder construir organizaciones frondosas y sustentables.

Rodrigo Arturi G.

ACERCA DEL AUTOR

Rodrigo Arturi G.
Director Ejecutivo Especialista en estrategia y desarrollo de empresas de alto desempeño. Ejercí la vocación de docente en la Universidad Americana en las áreas de Marketing Estratégico, Estrategia Comercial y de Negocios.