30Sep

Internacionalización de las organizaciones – Parte I

Desde hace cientos de años, el hombre de negocios ha buscado expandir la cobertura geográfica de sus operaciones, mirando los mercados internacionales. La modernidad y la velocidad de transformación de los cambios, en forma conjunta con la digitalización de los sistemas y las comunicaciones, han generado un elemento catalizador para ampliar las fronteras de actividad de las empresas. Existen organizaciones globales, empresas multinacionales, empresas exportadoras, importadoras que han centrado su modelo de negocios en la proyección de otros mercados. El efecto de la movilidad de los factores productivos, el grado de innovación y eficiencia en los medios de transporte y la madurez de los mercados de capitales internacionales, ha sido un aliciente para muchos negocios, para ir tomando posiciones competitivas, a través de la internacionalización de las organizaciones.

Ante este elemento tan favorable y desafiante, surgen dos preguntas que debemos enfrentar.

A) Cuáles son las variables relevantes que ha de considerar una empresa, al momento de asumir la decisión de expansión de mercados extra frontera; y

B) Están nuestros ejecutivos debidamente preparados para enfrentar dichos desafíos.

Vamos a analizar estas preguntas por partes.

Variables claves de la internacionalización. Al momento de proyectar negocios en otros países, debemos tomar en consideración los siguientes aspectos:

  1. Factores políticos: Es fundamental que al momento de evaluar la pertinencia de un país de destino de operaciones e inversiones, se conozca con profundidad el nivel de actividad, transparencia y estabilidad política. Esta estabilidad entrega a los inversionistas la tranquilidad necesaria para apostar su patrimonio y/o realizar alianzas de negocios con operaciones mercantiles y financieras.
  2. Factores legales: Las disposiciones legales, laborales, tributarias, sanitarias y ambientales, son elementos que han de ser considerados antes de emprender en un nuevo país. Estos elementos que difieren de un país a otro, pueden condicionar un negocio ya sea con trabas, exigencias, sobre costos, tasas impositivas, requerimientos ambientales, leyes sociales, entre otras variables.
  3. Factores culturales: La cultura es la totalidad compleja que comprende el saber, las artes, la idiosincrasia, las costumbres y actividades que caracteriza a un pueblo y que le hacen comportarse de una manera distinta a otras naciones. La capacidad de una empresa de adaptarse a las condicionantes culturales, es fundamental para tener éxito en dicho destino. Cuando tu negocio es estándar y difícilmente adaptable, el riesgo de fracaso aumenta considerablemente.
  4. Factores económicos: El análisis de las variables macroeconómicas del país de destino, resultan gravitantes al momento de tomar una decisión. Factores como la inflación, nivel de consumo, desempleo, la tasa de interés, de regulación arancelaria, el nivel de ahorro, la conducta del consumidor y del productor, deben dar señales claras del potencial de negocios en un país.
  5. Acceso al mercado de capitales: Un país con un mercado de capitales maduro, es aquel en que la empresa puede poner sus excedentes financieros, o en su defecto, contar con fuentes de financiamiento alternativas. Este factor es clave con respecto al movimiento de capitales entre países.
  6. Matriz de competencias: Al momento de analizar el potencial de mercado de un país, es muy importante conocer el comportamiento de la industria, a través de una evaluación de los factores competitivos imperantes. Analizar las barreras de entrada, el poder de negociación de los proveedores, el número de competidores directos, el nivel de agresividad de dichos agentes, entre otras variables, permite definir si existen nichos de mercado lo suficientemente atractivos, para impulsar iniciativas de internacionalización.

g.- Modelos de negocios imperantes: Al mismo tiempo es relevante conocer la evolución de los tipos de negocios, las formas en que los sistemas de información, y las redes de comunicación, han afectado a los negocios en el país de destino. Ello puede exigir adaptaciones en la forma en que operacionalmente funciona un negocio exitoso.

h.- Evolución del mercado consumidor: Conocer el potencial de mercado, el número de personas, su poder adquisitivo, capacidad de compra, acceso al financiamiento y las costumbres de cumplir con sus compromisos, sumado a las formas del comportamiento del consumidor, organización de compra, lugares que frecuenta, actitudes y todas las variables que caracterizan a los clientes del país con el cual queremos trabajar.

Rodrigo Arturi G.

ACERCA DEL AUTOR

Rodrigo Arturi G.
Director Ejecutivo Especialista en estrategia y desarrollo de empresas de alto desempeño. Ejercí la vocación de docente en la Universidad Americana en las áreas de Marketing Estratégico, Estrategia Comercial y de Negocios.